skip navigation

Skip Nav

Materiales educativos

Materiales educativo

Hojas informativas

Efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH

La infección por el VIH y la diabetes

(Actualizado 6/17/2014; Última revisión 6/17/2014)

Imprimir

Puntos importantes

  • La diabetes es un trastorno que dificulta la asimilación de glucosa (azúcar) en el cuerpo para activar el crecimiento y producir energía. La glucosa se forma a partir de la descomposición de los alimentos que comemos. Las personas diabéticas tienen demasiada glucosa en la sangre. 
  • El uso de algunos medicamentos contra el VIH puede aumentar la concentración de glucosa (azúcar) en la sangre y causar diabetes. Otros factores de riesgo de diabetes incluyen antecedentes familiares de diabetes, exceso de peso y falta de actividad física. 
  • Las personas con el VIH deben hacerse un examen de la concentración de glucosa en la sangre antes de comenzar a tomar medicamentos contra ese virus. Las personas con concentraciones de glucosa superiores a las normales quizá necesiten dejar de tomar algunos medicamentos contra el VIH y más bien reemplazarlos por otros apropiados.
  • Las pruebas de glucosa en la sangre también son importantes después de comenzar a tomar medicamentos contra el VIH. Si muestran altas concentraciones de glucosa, tal vez sea necesario cambiarlos.
  • La diabetes se puede controlar con una alimentación saludable, ejercicio regular y medicamentos. Una alimentación saludable consta de verduras, frutas, carnes magras y pocos alimentos procesados con alto contenido de sal y de azúcar. El ejercicio regular significa realizar alguna actividad física por media hora casi todos los días de la semana. A veces, además de una alimentación saludable y de actividad física regular, se necesitan medicamentos para controlar la diabetes.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es un trastorno que dificulta la asimilación de glucosa (azúcar) en el cuerpo para activar el crecimiento y producir energía. La glucosa se forma a partir de la descomposición de los alimentos que comemos. Las personas diabéticas tienen demasiada glucosa en la sangre. 

Si no se controla, la diabetes puede ocasionar graves complicaciones, incluso enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos, lesión de los nervios, ceguera y enfermedad de los riñones. Por fortuna, se puede controlar con alimentación, ejercicio y medicamentos. 

¿Cómo se produce la diabetes?

La glucosa es transportada en la sangre a las células de todo el cuerpo. Una hormona llamada insulina ayuda a transportar la glucosa a las células. Una vez que entra a las células, se usa para producir energía. Cuando el cuerpo tiene dificultad para transportarla a las células, la glucosa se acumula en la sangre y puede causar diabetes. 

Hay dos tipos de diabetes: Tipo 1 y tipo 2. La diabetes de tipo 1 se produce cuando el cuerpo deja de producir insulina por completo (o no produce lo suficiente). En la diabetes de tipo 2, el cuerpo produce suficiente insulina pero no puede emplearla eficazmente para transportar la glucosa a las células. La diabetes de tipo 2 es más común que la de tipo 1. 

¿Cuáles son los factores de riesgo de diabetes?

Los factores de riesgo de diabetes incluyen antecedentes familiares de diabetes, exceso de peso y falta de actividad física. En las personas con el VIH, el uso de algunos medicamentos contra ese virus puede aumentar la concentración de glucosa en la sangre y causar diabetes de tipo 2. 

¿Qué medicamentos aumentan el riesgo de diabetes de tipo 2?

Algunos medicamentos contra el VIH de la clase de los inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de los nucleósidos (ITIN) y de los inhibidores de la proteasa pueden aumentar el riesgo de diabetes. 

ITIN: 

Inhibidores de la proteasa:

Estos medicamentos contra el VIH hacen más difícil que el cuerpo responda a insulina y la use (resistencia a la insulina). La resistencia a la insulina ocasiona altas concentraciones de glucosa en la sangre, lo cual puede convertirse en diabetes de tipo 2. 

¿Cuáles son los síntomas de resistencia a la insulina y de diabetes?

Por lo general, los síntomas de resistencia a la insulina son leves y tal vez pueden pasar desapercibidos. Pueden incluir:

  • Somnolencia, particularmente después de las comidas.
  • Cambios bruscos del estado de ánimo o hambre extrema después de comer refrigerios con mucho azúcar y alimentos con alto contenido de carbohidratos.
  • Altas concentraciones de colesterol y triglicéridos (sustancias grasas) en la sangre.

La mayoría de las personas resistentes a la insulina tienen exceso de peso o son obesas y tienen acumulación de grasa alrededor del abdomen (estómago). Los parches negros en la piel del cuello y las axilas son otros síntomas de resistencia a la insulina.

Los síntomas de la diabetes pueden incluir: 

  • Sed poco común. 
  • Necesidad de orinar con frecuencia.
  • Hambre extrema.
  • Pérdida o aumento de peso poco comunes. 
  • Fatiga o irritabilidad extremas. 
  • Infecciones frecuentes. 
  • Visión borrosa.
  • Hormigueo o falta de sensibilidad en las manos y los pies.
  • Sanación lenta de cortadas o moretones.

¿Cómo se diagnostica la diabetes?

La prueba de glucosa en ayunas se usa comúnmente para diagnosticar la diabetes. Mide la concentración de glucosa en la sangre después de que una persona ha dejado de comer por 8 horas. 

Las personas con el VIH deben hacerse una prueba de glucosa en la sangre antes de comenzar el tratamiento con medicamentos contra ese virus. Las personas con concentraciones de glucosa superiores a las normales tal vez tengan que dejar de tomar algunos medicamentos contra ese virus.

La prueba de glucosa en la sangre también es importante después de comenzar a tomar medicamentos contra el VIH. Si los resultados muestran altas concentraciones de glucosa, quizá sea necesario cambiar esos medicamentos.

¿Se puede tratar la diabetes?

La diabetes se puede controlar con alimentación, ejercicio y medicamentos. 

Una alimentación saludable consta de muchas verduras, algunas frutas, carnes magras y pocos alimentos procesados con alto contenido de sal y de azúcar.

El ejercicio regular significa realizar actividad física por media hora la mayoría de los días de la semana. La alimentación y el ejercicio pueden ayudar a una persona a lograr y a mantener un peso saludable.

A veces, además de una alimentación saludable y de la actividad física regular, se necesitan medicamentos para controlar la diabetes. Para las personas con el VIH, el control puede consistir en dejar de tomar algunos medicamentos contra el VIH y reemplazarlos por otros apropiados. 

Si usted tiene el VIH, hable con su proveedor de atención de salud sobre su riesgo de diabetes. Pídale información sobre la relación existente entre la infección por el VIH, los medicamentos contra ese virus y la diabetes, así como sobre la prueba de diabetes. 

¿Cómo puedo obtener más información sobre la diabetes?

La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

Volver arriba