skip navigation

Skip Nav

Noticias

Combinación antirretroviral reduce la resistencia materna tras dosis de nevirapina

Fecha: 13 febrero 2013
Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina (NLM)
URL: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_133971.html

Las embarazadas VIH positivas tratadas con una dosis de nevirapina antes del parto para proteger al bebé son menos propensas a desarrollar resistencia al fármaco si además reciben una terapia corta con otros dos antirretrovirales.

En un estudio multicéntrico, las participantes recibieron esa combinación terapéutica durante una a tres semanas.

"Dada la media vida prolongada de la nevirapina, la duración de los antirretrovirales combinados podría influir en la disminución de la resistencia a la nevirapina", dijo en un correo electrónico el doctor Jay Brooks Jackson, de Johns Hopkins University y que no participó del estudio.

De hecho, mientras que los tratamientos de siete y de 21 días provocaron niveles de resistencia por debajo del 2 por ciento, el de 21 días fue "significativamente mejor" con la utilización de un análisis más sensible, según publican los autores en Clinical Infectious Diseases.

El metabolismo lento de la nevirapina predispone a casi tres cuartos de las mujeres tratadas con una dosis a desarrollar mutaciones resistentes.

En el nuevo estudio, el equipo multinacional de la doctora Deborah McMahon, de University of Pittsburgh, reunió a 422 mujeres VIH positivas en un estudio abierto realizado en India, Africa Subsahariana y Haití.

Cada mujer recibió una dosis de nevirapina antes de iniciar el trabajo de parto. Además, al azar se las expuso a uno de tres protocolos, durante siete o 21 días: 300 mg de zidovudina y 150 mg de lamivudina dos veces por día; 300 mg de tenofovir y 300 mg de emtricitabina por día; o 400 mg de lopinavir y 100 mg de ritonavir dos veces por día.

Las pruebas de resistencia se realizaron en laboratorios de India, Sudáfrica y Pittsburgh al inicio del estudio y a las dos y seis semanas del tratamiento. Se utilizó el Sistema de Genotipificación del VIH-1 ViroSeq.

El equipo buscó específicamente las siguientes mutaciones nuevas, que no estaban presentes antes de la dosis de nevirapina: K103N (ATT o AAC), Y181C, M184V y M184 I.

En el laboratorio de Pittsburgh también se analizaron muestras de sangre de 150 mujeres que tenían una carga viral de 5000 copias/mL o más. El análisis de realizó PCR específico para los alelos (ASP).

Las pruebas estandarizadas detectaron mutaciones resistentes en cinco mujeres: cuatro (1,9 por ciento) con los tratamientos de siete días y una (0,5 por ciento) con un tratamiento de 21 días. Cuatro mujeres habían recibido lopinavir/ritonavir y una, zidovudina/lamivudina. El grupo tratado con tenofovir no tenía mutaciones resistentes. Las diferencias no fueron estadísticamente significativas.

Pero las mujeres con alto nivel de ARN del VIH evaluadas con el test específico, tenían un 18 por ciento de riesgo de desarrollar mutaciones resistentes con los tratamientos de siete días y un 5 por ciento de riesgo con los protocolos de 21 días (p=0,019).

Los autores informan que no se detectaron efectos adversos significativos con los protocolos utilizados.

"Habría que tener en cuenta una estrategia antirretroviral de 21 días para preservar opciones terapéuticas que podrían necesitarse en el futuro", en especial cuando no sea viable el uso prolongado de ART después del parto, según recomendó el equipo de McMahon, que no respondió las consultas de Reuters Health.