skip navigation

Skip Nav

Materiales educativos

Materiales educativo

Hojas informativas

El VIH y las mujeres

Uso de medicamentos contra el VIH durante el embarazo

(Actualizado 9/1/2015; Última revisión 9/1/2015)

Imprimir

Puntos importantes

  • Las mujeres embarazadas seropositivas (que tienen el virus) toman medicamentos contra el VIH para reducir el riesgo de transmisión maternoinfantil del VIH y para proteger su propia salud.
  • Las mujeres que ya toman medicamentos contra el VIH cuando quedan embarazadas deben continuar tomándolos durante el embarazo. Las mujeres seropositivas que no toman medicamentos contra el VIH cuando quedan embarazadas deben considerar la posibilidad de comenzar a tomarlos lo más pronto posible.
  • Las mujeres embarazadas seropositivas pueden recibir muchos medicamentos contra el VIH durante el embarazo sin que les haga daño. Las mujeres embarazadas y sus proveedores de atención de salud analizan detalladamente los riesgos y los beneficios de los medicamentos contra el VIH específicos a la hora de escoger un régimen de tratamiento para usar durante el embarazo.
  • Puesto que el embarazo afecta la forma en que el cuerpo asimila los medicamentos, la dosis de un medicamento contra el VIH puede cambiar durante el embarazo. Sin embargo, las mujeres deben hablar siempre con su proveedor de atención de salud antes de hacer cualquier cambio.

La meta del cuidado del VIH durante el embarazo es proteger la salud de las mujeres seropositivas y la de sus bebés. Todas las mujeres embarazadas seropositivas deberían tomar medicamentos contra el VIH para reducir el riesgo de transmisión maternoinfantil del VIH. Estos medicamentos también protegen la salud de las mujeres embarazadas.

¿Qué significa transmisión maternoinfantil del VIH?

La transmisión maternoinfantil del VIH es la propagación del virus de una mujer a su hijo durante el embarazo o el parto o a través de la leche materna. La transmisión maternoinfantil es la manera más común en que un niño resulta infectado por el VIH.

Los medicamentos contra el VIH obran de varias maneras para prevenir la transmisión maternoinfantil del virus, tanto durante el embarazo como después del parto.

Durante el embarazo
La finalidad de los medicamentos contra el VIH es reducir la concentración del virus en el cuerpo a un nivel indetectable (llamado carga viral indetectable) durante el embarazo. Al reducir esa concentración, disminuyen la posibilidad de que una mujer seropositiva le transmita el virus al bebé durante el embarazo y el parto.

Los medicamentos contra el VIH también pasan de una mujer embarazada al bebé a través de la placenta (órgano que se forma dentro del útero durante el embarazo). Este traslado de esos medicamentos evita la transmisión maternoinfantil del virus, particularmente en el período cercano al parto cuando el bebé está más expuesto a ese en la sangre y otros humores corporales de la madre.

Después del parto
Después del parto, los bebés de madres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH para protegerlos de cualquier infección maternoinfantil del VIH durante el parto.

¿Hace daño el uso de medicamentos contra el VIH durante el embarazo?

Las mujeres embarazadas seropositivas pueden recibir muchos medicamentos contra el VIH durante el embarazo sin que les haga daño. Las mujeres embarazadas y sus proveedores de atención de salud consideran cuidadosamente los riesgos y beneficios de determinados medicamentos contra el VIH antes de escoger un régimen de tratamiento contra el VIH para empleo durante el embarazo.

Al recomendar medicamentos contra el VIH para uso durante el embarazo, los proveedores de atención de salud consideran sus efectos potenciales a corto y a largo plazos para los bebés de madres seropositivas. No se ha vinculado claramente ninguno de ellos a defectos congénitos, pero algunos han causado preocupaciones. Se anima a las mujeres tratadas con esos medicamentos durante el embarazo a inscribirse en el Registro de Tratamiento Antirretroviral durante el Embarazo (Antiretroviral Pregnancy Registry), que vigila la exposición prenatal (antes del nacimiento) a los mismos para detectar cualquier aumento posible del riesgo de defectos congénitos causados por medicamentos. Las mujeres embarazadas expuestas a medicamentos contra el VIH se inscriben voluntariamente en el Registro por medio de sus proveedores de atención de salud.

Los proveedores de atención de salud también tienen en cuenta los siguientes factores al recomendar el uso de medicamentos contra el VIH durante el embarazo:

  • Cambios en el cuerpo relacionados con el embarazo que pueden afectar la forma en que asimila esos medicamentos. Por causa de estos cambios, es posible que la dosis de esos medicamentos cambie durante el embarazo.
  • La historia clínica de una mujer, incluso cualquier uso previo de medicamentos contra el VIH.
  • Posible interacción de los medicamentos contra el VIH con otros que pueda tomar una mujer.
  • Resultados de las pruebas de resistencia a los medicamentos. Este tipo de pruebas identifica qué medicamentos contra el VIH, si hay alguno, no serán eficaces contra la infección de una persona seropositiva.
  • La posibilidad que tiene una mujer de tomar medicamentos contra el VIH como se le ha indicado.

¿Cuándo debería una mujer embarazada seropositiva empezar a tomar medicamentos contra el VIH?

Algunas mujeres seropositivas tal vez ya toman medicamentos contra el VIH por su propia salud antes de quedar embarazadas. Ellas deben seguir tomándolos durante el embarazo. Esos medicamentos seguirán protegiendo la salud de la mujer e impedirán la transmisión maternoinfantil del virus.

El régimen de tratamiento contra el VIH que recibe una mujer puede cambiar durante el embarazo. Por ejemplo, es posible que no se recomienden algunos medicamentos durante el embarazo por causa del mayor riesgo de efectos secundarios. Puesto que el embarazo afecta la forma en que el cuerpo asimila los medicamentos, es posible que cambie la dosis de un medicamento contra el VIH. Sin embargo, las mujeres deben hablar siempre con sus proveedores de atención de salud antes de hacer cualquier cambio.

Las mujeres seropositivas que no toman medicamentos contra el VIH cuando quedan embarazadas deben considerar la posibilidad de comenzar a tomarlos lo más pronto posible. Esos medicamentos reducen la concentración del VIH (la carga viral) en el cuerpo. Al tener una menor concentración del VIH en el cuerpo se reduce el riesgo de transmisión de la madre al niño y se protege la salud de la mujer.

¿Qué medicamentos contra el VIH debería tomar una mujer embarazada seropositiva?

A la hora de recomendar los medicamentos contra el VIH para usar durante el embarazo, los proveedores de atención de salud siguen las mismas guías clínicas que se usan para las mujeres que no están embarazadas. También analizan lo que se sabe acerca del uso de medicamentos contra el VIH específicos durante el embarazo, incluso el riesgo de efectos secundarios que podrían hacerle daño a la madre o a su bebé.

El régimen de tratamiento contra el VIH que se prefiere para las mujeres sin tratamiento previo debe incluir dos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de los nucleósidos (ITIN) junto con un inhibidor de la transferencia de cadenas de la integrasa (INSTI), un inhibidor de la transcripta inversa no análogo de los nucleósidos (ITINN) o un inhibidor de la proteasa (IP) con una dosis baja de ritonavir (marca comercial: Norvir).

El régimen generalmente debería incluir por lo menos uno de los siguientes ITIN que pasan fácilmente a través de la placenta:

¿Toman las mujeres seropositivas medicamentos contra el VIH durante y después del parto?

Durante el parto, las mujeres seropositivas toman medicamentos para reducir el riesgo de la transmisión maternoinfantil del VIH. Para información adicional, lea la hoja informativa de infoSIDA sobre la Prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH durante el parto.

Los bebés de madres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH durante 6 semanas después del parto para prevenir la transmisión maternoinfantil del virus. Este tipo de medicamentos protegen a los bebés de cualquier VIH que haya pasado de la madre al niño durante el trabajo de parto y el parto. Para información adicional, lea la hoja informativa de infoSIDA sobre la Prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH después del parto.

Las mujeres deben consultar con sus proveedores de atención de salud si deben continuar con los medicamentos contra el VIH después del parto. Esos medicamentos se recomiendan para todas las personas seropositivas. Estos medicamentos previenen que el VIH se convierta en SIDA y reducen el riesgo de la transmisión sexual del VIH.

¿Cómo puedo obtener más información acerca del VIH y el embarazo?

La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

Volver arriba