skip navigation

Skip Nav

Materiales educativos

Materiales educativo

Hojas informativas

El VIH y las poblaciones específicas

El VIH y los niños y adolescentes

(Actualizado 5/3/2016; Última revisión 5/3/2016)

Imprimir

Puntos importantes

  • La transmisión maternoinfantil es la forma más común de infección en los niños por el VIH. La mayoría de los adolescentes contraen esa infección por medio de las relaciones sexuales.
  • Puesto que los niños y adolescentes con el VIH todavía están en etapa de crecimiento, la dosis de los medicamentos para combatir la infección se basa a menudo en el peso o en la etapa de desarrollo en vez de la edad.
  • Para los niños y adolescentes puede ser particularmente difícil cumplir con el tratamiento. Por ejemplo, un adolescente puede dejar de tomar los medicamentos contra el VIH para evitar que sus padres sepan que es seropositivo.

¿Afecta el VIH a los niños y adolescentes?

Sí, los niños y adolescentes están incluidos entre las personas con el VIH en los Estados Unidos.

  • Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), en el 2014 en los Estados Unidos se diagnosticó la infección por el VIH a menos de 200 niños menores de 13 años.
  • Los CDC informan que las personas de 13 a 24 años de edad representaron más de 1 de cada 5 nuevos diagnósticos de la infección por el VIH en los Estados Unidos en el 2014. En su mayoría, las nuevas infecciones por ese virus en los jóvenes ocurren en hombres homosexuales y bisexuales, grupo del cual se ven particularmente afectados los jóvenes negros/afroestadounidenses y los latinoamericanos.

¿Cómo contraen los niños la infección por el VIH?

El VIH se puede transmitir de una madre seropositiva a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia materna. La transmisión maternoinfantil es la forma más común de infección por el VIH en los niños.

Por fortuna, las mujeres seropositivas pueden tomar medicamentos contra el VIH durante el embarazo y el parto para prevenir la transmisión maternoinfantil del virus. Además, los bebés de madres seropositivas reciben esos medicamentos por unas 6 semanas después de nacer. Esos medicamentos protegen a los bebés contra el virus que puede habérseles transmitido de la madre durante el parto.

Aunque son raros, hay informes de que algunos lactantes y niños pequeños han contraído la infección por el VIH al comer alimentos previamente masticados por una persona seropositiva. Por razones de seguridad, a los lactantes y niños pequeños no se les deben dar alimentos previamente masticados.

¿Cómo contraen los adolescentes la infección por el VIH?

La mayoría de los adolescentes contraen la infección por el VIH por medio de las relaciones sexuales. Muchos de ellos la han contraído recientemente y no saben que son seropositivos.

Algunos adolescentes seropositivos han tenido el VIH desde la infancia. Cuando eran bebés, contrajeron la infección principalmente por medio de la transmisión maternoinfantil (o, en contadas ocasiones, después de recibir sangre de un donante seropositivo).

¿Qué factores aumentan el riesgo de infección por el VIH en los adolescentes?

Varios factores dificultan la prevención de la infección por el VIH en los adolescentes. Muchos de esos jóvenes no se preocupan por la posibilidad de contraerla. Es posible que no tomen medidas para prevenirla, tales como el uso de condones durante las relaciones sexuales.

Los siguientes factores también exponen a los adolescentes al riesgo de infección por el VIH:

  • Las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Una ETS aumenta el riesgo de contraer o propagar la infección por el VIH.
  • Una pareja de mayor edad. Es más probable que las parejas de mayor edad tengan el VIH.
  • Consumo de bebidas alcohólicas o uso de drogas. Es más probable que los adolescentes que estén bajo los efectos del alcohol o de las drogas participen en actos arriesgados, como relaciones sexuales sin condón.
  • Falta de vivienda. Los adolescentes sin vivienda que deben intercambiar relaciones sexuales por dinero, drogas o albergue están expuestos a alto riesgo de contraer la infección por el VIH.

¿Los niños y adolescentes seropositivos reciben el mismo tratamiento para la infección por el VIH que los adultos?

El uso de medicamentos contra el VIH para tratar la infección por ese virus se llama tratamiento antirretroviral (TAR). Se recomienda para todas las personas seropositivas, incluso para los niños y adolescentes.

El momento oportuno para comenzar el TAR y determinar qué medicamentos contra el VIH se deben tomar depende de muchos factores. El crecimiento y el desarrollo son dos factores que afectan el tratamiento de la infección por el VIH en los niños y adolescentes.

¿Cómo afectan el crecimiento y el desarrollo el uso del TAR?

Puesto que los niños y adolescentes con el VIH todavía están en etapa de crecimiento, la dosis de los medicamentos para combatirlo no siempre se basa en la edad. Más bien, se usan el peso o la etapa de desarrollo para determinar la dosis correcta de un medicamento contra ese virus.

La forma de medicamento que debe emplearse puede depender de la edad del niño. Por ejemplo, algunos medicamentos contra el VIH pueden venir en forma líquida, lo cual hace que los bebés y los niños pequeños los tomen con más facilidad.

¿Por qué puede ser difícil para los niños y adolescentes cumplir con el tratamiento?

Cumplir con el tratamiento significa tomar los medicamentos contra el VIH todos los días y exactamente como se recetaron. La eficacia del TAR depende del buen cumplimiento.

Varios factores pueden dificultar el cumplimiento de los niños y adolescentes seropositivos con el tratamiento. Por ejemplo, es posible que un niño se niegue a tomar el medicamento contra el VIH porque tiene un sabor desagradable.

El estigma relacionado con la infección por el VIH puede dificultar particularmente el cumplimiento por parte de los adolescentes seropositivos. Pueden dejar de tomar los medicamentos contra ese virus para evitar que sus padres sepan que son seropositivos.

Los siguientes factores también pueden afectar el cumplimiento de los niños y adolescentes con el tratamiento:

  • Un régimen complicado de tratamiento de la infección por el VIH que incluya muchas píldoras.
  • Un horario ocupado que dificulte tomar los medicamentos contra el VIH a tiempo todos los días.
  • Enfermedad mental o abuso de bebidas alcohólicas o de drogas.
  • Falta de seguro médico para cubrir el costo de los medicamentos contra la infección por el VIH.

La hoja informativa de infoSIDA, titulada Seguimiento de un régimen de tratamiento del VIH: Pasos a seguir antes y después de empezar a tomar los medicamentos contra el VIH, contiene consejos prácticos sobre el cumplimiento. Algunos pueden ser de utilidad para los niños y adolescentes seropositivos y para sus padres o proveedores de cuidado.

Haga clic en los enlaces siguientes para obtener más información sobre la infección por el VIH en los niños y adolescentes.

De los CDC:

Del Departamento de Salud y Servicios Humanos (disponibles solamente en inglés):

La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

Volver arriba