skip navigation

Skip Nav

Noticias

La mayoría de los estadounidenses con el VIH no tienen el virus controlado, según los CDC

Fecha: 26 noviembre 2014
Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina (NLM)
URL: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_149694.html

Menos de la tercera parte de los estadounidenses que tenían el VIH en 2011 lo tenían controlado, y la mayoría no recibían atención médica de manera regular o no sabían que tenían el virus, según un nuevo estudio de EE. UU.

El estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. estima que el 70 por ciento de los 1.2 millones de estadounidenses que vivían con el VIH en 2011 no tenían el virus bajo control, aunque las terapias de combinación de medicamentos pueden suprimir de manera efectiva el virus antes de que pueda llegar a ser SIDA en toda regla.

Una combinación de indiferencia y falta de acceso a la atención médica parecieron superar a la ignorancia como un factor motivador en los casos de VIH sin controlar, reportaron el martes los investigadores del Centro Nacional para el VIH y el SIDA de los CDC.

"Para las personas que tienen el VIH y el SIDA, no es suficiente con saberlo, sino que también deben recibir atención médica", dijo el director de los CDC, Tom Frieden, en una conferencia de prensa del martes.

"Para los sistemas de atención sanitaria, no es suficiente con diagnosticar a los pacientes", añadió. "Hay que responsabilizarse por cada paciente que se diagnostica en un centro de salud, para proporcionarle la atención más sensibilizada, efectiva y apropiada culturalmente, de tal manera que entre en tratamiento, se mantenga en él, viva más tiempo y con una mejor salud, permanezca fuera del hospital y no contagie a otros".

Cuando se usan de forma consistente, los medicamentos antirretrovirales pueden mantener controlado el VIH en niveles muy bajos en el cuerpo, lo que permite a las personas con el VIH que vivan más tiempo y tener una vida más sana, señaló Frieden.

La supresión viral también reduce la probabilidad de que los pacientes trasmitan el VIH a otras personas. Se ha mostrado que el tratamiento reduce la transmisión sexual del VIH en un 96 por ciento, señalaron los CDC, y las directrices clínicas estadounidenses recomiendan que a todo el mundo a quien se diagnostique el VIH reciba tratamiento.

De las casi 840,000 personas que no habían conseguido la supresión viral, los investigadores hallaron que:

  • el 66 por ciento habían sido diagnosticados, pero no recibían atención médica para el VIH de manera regular;
  • el 20 por ciento todavía no sabían que se habían contagiado;
  • el 4 por ciento recibían alguna atención médica pero no se les había recetado un tratamiento con antirretrovirales,
  • y al 10 por ciento se les recetó un tratamiento con antirretrovirales pero no habían conseguido suprimir completamente el VIH.

El estudio no encontró ninguna diferencia estadísticamente significativa en la supresión viral según la raza, la etnia o el sexo, lo que es "esperanzador", comentó el Dr. Jonathan Mermin, director del Centro Nacional de Prevención del VIH y el SIDA, la Hepatitis Viral, las Enfermedades de Transmisión Sexual y la Tuberculosis de los CDC.

Pero los investigadores hallaron que los adultos jóvenes tienen un riesgo mayor de tener el VIH descontrolado, ya que solamente el 13 por ciento de las personas de entre 18 y 24 años habían alcanzado la supresión viral. "Más que cualquier otro grupo, nuestros jóvenes no están recibiendo la atención médica que necesitan", dijo Mermin, que también habló en la conferencia de prensa.

Esto es así en gran parte porque los adultos jóvenes tienen menos probabilidades de que les diagnostiquen el VIH. Solamente se han diagnosticado a la mitad de los de entre 18 y 24 años que tienen el VIH, en contraste con más del 90 por ciento de las personas de a partir de 45 años, dijo el informe.

"Para acabar con la diferencia según la edad en la supresión viral, tendremos que realizar un mayor esfuerzo para llegar hasta los adultos jóvenes con las pruebas del VIH", indicó Mermin.

Mermin comentó que el acceso a la atención del VIH puede ser difícil, sobre todo para las personas que viven en la pobreza o que sufren problemas de abuso de sustancias.

Pero incluso las personas con medios pueden encontrar dificultades para seguir el tratamiento del VIH, dijo Frieden.

"No es fácil seguir el tratamiento para una infección que quizá no presente síntomas y que se ha de seguir de por vida", señaló. "Por esta razón es tan importante que los servicios para las personas con el VIH sean sensibles, de acceso fácil y sin barreras económicas".

Los CDC esperan mejorar el diagnóstico y el tratamiento del VIH a través de esfuerzos iniciados en 2010 como parte de la Estrategia Nacional para el VIH y el SIDA, comentó en la conferencia de prensa el Dr. Eugene McCray, director de la División de Prevención del VIH y el SIDA de los CDC.

McCray dijo que estos esfuerzos incluyen unas asociaciones innovadoras que hagan que las pruebas del VIH sean sencillas, accesibles y rutinarias.

Los esfuerzos adicionales incluyen programas que ayuden a los departamentos de salud a identificar a los individuos que se han quedado sin atención médica. Las campañas de concienciación pública sobre la importancia de realizar las pruebas del VIH y el tratamiento continuo del VIH también son clave, indicó McCray.

Volver arriba