skip navigation

Skip Nav

Noticias

Anticuerpo, promisorio como arma contra el VIH

Fecha: 10 abril 2015
Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. Institutos Nacionales de la Salud
URL: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_151952.html

Una terapia con un anticuerpo humano parece reducir los niveles del virus del VIH en sangre por al menos un mes, sugiere un estudio.

Los anticuerpos son la parte del sistema inmunitario que se desarrolla para combatir infecciones. El uso de estos anticuerpos como tratamiento se denomina inmunoterapia.

El anticuerpo podría dar intensidad a las estrategias de tratamiento que se tienen ahora dijo el doctor Florian Klein, profesor adjunto de investigación clínica en la Universidad Rockefeller en Nueva York y coautor del estudio. Este tratamiento parece tener más potencia que otros intentos anteriores de inmunoterapia para VIH.

Los investigadores aceptaron que este tratamiento con anticuerpos tendría que combinarse con medicamentos para el VIH o con otro anticuerpo.

Y se necesita mucha más información antes de que este tratamiento se pueda utilizar incluso como complemento de otras terapias. Este estudio representa sólo la primera de tres fases de prueba que se necesitan para que un medicamento se pueda utilizar en Estados Unidos. También es posible que aparezcan nuevos efectos secundarios conforme más gente pruebe el tratamiento.

Hasta ahora los investigadores no han podido utilizar la inmunoterapia como arma contra el VIH (el virus que causa el SIDA) aunque se ha estudiado su uso tanto para tratamiento como para una vacuna para prevenir su transmisión.

Mientras tanto, otro tipo de tratamiento ha revolucionado el tratamiento del VIH en los últimos 20 años: los antirretrovirales. Estas medicinas han logrado convertir al VIH de una enfermedad terminal a un padecimiento crónico, y funcionan al romper los mecanismos que permiten al virus replicarse e irrumpir en las células.

Los anticuerpos funcionan de otra manera: se pueden adherir a lugares clave que el virus necesita para invadir las células humanas, explicó Klein. Si estos lugares se bloquean con anticuerpos, el virus no puede infectarlos. Además, los anticuerpos pueden pegarse al virus e interactuar con otras células del paciente para eliminar al virus.

En el estudio, los investigadores recurrieron a un anticuerpo llamado 3BNC117 que ataca al VIH. Sólo entre el 10 y el 30 por ciento de las personas que viven con VIH producen estos anticuerpos de manera natural, según los investigadores.

Los científicos inyectaron la inmunoterapia en 12 personas sin y 17 con VIH. Los participantes eran en su mayoría hombres de entre 22 y 58 años, y la mitad eran afroamericanos.

Los investigadores reportaron que los niveles del virus en los pacientes con VIH que recibieron las dosis más elevadas disminuyeron significativamente durante 28 días. El estudio indica que el tratamiento es por lo general seguro y fácil de tolerar sin efectos secundarios graves.

En cuanto al costo, Klein admitió que los anticuerpos son caros, si bien no dio un precio estimado para el tratamiento. El estudio indica que los anticuerpos cuestan más que los tratamientos existentes para VIH, aunque apunta que los anticuerpos se quedan mucho tiempo en el cuerpo y podrían, hipotéticamente, hacer que fueran más efectivos.

Un posible beneficio de este tratamiento es que probablemente sólo requiera de una inyección cada tantos meses, mientras que los tratamientos actuales para el VIH se tienen que tomar a diario, indicaron los investigadores.

Ralph Pantophlet, profesor adjunto en la facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad Simon Fraser en Columbia Británica, Canadá, dijo que este estudio es importante porque confirma el poder que tienen los anticuerpos para suprimir el virus en sangre. Los efectos secundarios parecen ser mínimos, como se espera de este tipo de anticuerpos humanos, dijo.

Pantophlet cree que los mayores beneficiarios de este tratamiento serían aquellos que hayan desarrollado resistencia a los antirretrovirales. Considerando el posible costo más elevado que el de los medicamentos actuales, dijo. Sospecho que se reservará para pacientes específicos, y no para todas las personas que viven con VIH.

¿Qué sigue? Klein dijo que se están realizando estudios para determinar si los anticuerpos mejoran los tratamientos ya existentes y si pueden beneficiar a los pacientes que no tomen otros medicamentos.

Este estudio se publicó el 8 de abril en la revista Nature.

Volver arriba