skip navigation

Skip Nav

Noticias

Apenas uno de cada cinco chicos adolescentes homosexuales recibe una prueba de VIH

Fecha: 27 agosto 2015
Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina (NLM)
URL: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_154357.html

Los chicos adolescentes homosexuales son mucho menos propensos a hacerse la prueba del VIH que los hombres homosexuales de más edad, informan unos investigadores.

Los investigadores encuestaron a más de 300 chicos adolescentes gais y bisexuales de 14 a 18 años de edad en todo Estados Unidos. Apenas uno de cada cinco se había hecho en algún momento la prueba del VIH, una tasa significativamente más baja que entre los hombres gais y bisexuales de más edad, anotaron los investigadores.

Por ejemplo, un estudio de 2008 patrocinado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. entre hombres homosexuales encontró que el 75 por ciento de los que tenían 18 y 19 años de edad se habían hecho la prueba del VIH.

Las barreras importantes que impiden que los adolescentes se hagan la prueba del VIH son no saber dónde acudir a hacerse la prueba, preocupaciones sobre que los reconozcan en un centro de pruebas, y creer que no se infectarán, dijeron los investigadores de la Universidad de Northwestern.

"Comprender las barreras contra las pruebas ofrece información esencial para intervenir, para poder ayudar a los hombres jóvenes a hacerse la prueba", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Northwestern el primer autor del estudio, Gregory Phillips II, profesor asistente de investigación de ciencias médicas sociales en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad, en Chicago. Phillips también es investigador del Programa de Salud y Desarrollo LGBT IMPACT de la facultad.

La incidencia de nuevas infecciones de VIH está en aumento entre los hombres gais y bisexuales jóvenes, apuntó en el comunicado de prensa el investigador principal del estudio, Brian Mustanski, profesor asociado de ciencias médicas sociales y director de IMPACT.

"Las pruebas son esenciales porque pueden ayudar a los que obtengan un resultado positivo a recibir una atención médica que salva vidas. El tratamiento efectivo también puede ayudar a prevenir que transmitan el virus a otros", añadió.

Las pruebas de VIH entre los chicos adolescentes gais y bisexuales se pueden aumentar al facilitar que encuentren centros de pruebas a través de programas de mensajes de texto o en línea, y ubicando los centros de pruebas en las escuelas, añadieron los investigadores.

"Ofrecer pruebas en las escuelas normalizaría el proceso", dijo Phillips. "Si hay una presencia constante de centros de pruebas en las escuelas, las pruebas se estigmatizarían menos. También aumentaría el conocimiento sobre el proceso de la prueba, haciéndolo menos terrorífico".

El estudio aparece en la edición del 26 de agosto de la revista Journal of Adolescent Health.

Volver arriba