skip navigation

Skip Nav

Noticias

Casi la mitad de los adultos estadounidenses con VIH no toman medicamentos, según un informe

Fecha: 25 septiembre 2015
Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. Institutos Nacionales de la Salud
URL: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_154838.html

El hallazgo resalta los problemas de una 'epidemia desigual', afirma un investigador.

Casi la mitad de los adultos estadounidenses infectados con VIH no toman los medicamentos que pueden evitar que contraigan el SIDA, muestra un informe reciente del gobierno.

Las estadísticas, basadas en datos recolectados entre 2007 y 2012, están anticuadas por unos años, así que no está claro si la situación ha cambiado. Pero el informe, un análisis de personas de 18 a 59 años, sugiere una carencia generalizada de la atención recomendada.

"Según lo que sabemos hoy en día, toda persona VIH positiva debe recibir terapia", dijo el Dr. Carlos del Río, codirector del Centro de Investigación sobre el SIDA de la Universidad de Emory, en Atlanta. "Esto resalta las dificultades que tendremos debido a que esta epidemia es tan desigual".

El informe, de la autoría del Dr. Joseph Woodring del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU., estimó la prevalencia de la infección con VIH basándose en una encuesta de más de 10,000 personas. La encuesta encontró que el 0.39 por ciento de las personas de 18 a 59 años que vivían en hogares de EE. UU. eran VIH positivas, lo que significa que estaban infectadas con el virus que provoca el SIDA. Eso es menos de la mitad de un 1 por ciento. De esas personas, solo el 52 por ciento tomaban antirretrovirales para el VIH.

El hecho de que las tasas de infección fueran más altas entre ciertos grupos que se consideran de alto riesgo no resultó sorprendente. Entre los que habían tenido relaciones sexuales con diez o más personas durante sus vidas, la tasa de infección se acercó un poco más al 1 por ciento, con un 0.68 por ciento. Y entre los hombres que reportaban haber tenido en algún momento un contacto sexual con otros hombres, la tasa fue del 7.7 por ciento, frente al 0.17 por ciento de los hombres sin ese tipo de contacto.

Los hombres siguen siendo más propensos a ser VIH positivos que las mujeres, y los negros más que ningún otro grupo racial, con una tasa estimada del 1.6 por ciento. Eso es siete veces más que los demás grupos raciales o étnicos. Las cifras resaltan "la enorme desigualdad" de la epidemia de VIH, dijo del Río. "El VIH es una epidemia concentrada, y no afecta a las personas por igual".

El Dr. David Margolis, especialista en VIH de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, dijo que los hallazgos no son sorprendentes. La epidemia ha permanecido estable, comentó, y ha habido "pocos avances en la administración de diagnósticos y atención a suficientes personas de las poblaciones afectadas".

En cuanto a la gran cantidad de personas VIH positivas que no habían tomado los antirretrovirales recomendados en el mes anterior (un 48 por ciento), del Río dijo que esas estadísticas revelan lo lejos que están esas cifras de la meta de UNAIDS para el año 2020. El objetivo: que el 90 por ciento de las personas infectadas con VIH conozcan su estado, que el 90 por ciento de las personas diagnosticadas tomen antirretrovirales, y que el 90 por ciento de los que reciben el tratamiento no tengan niveles detectables del virus en la sangre.

Eli Rosenberg, profesor asistente de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Rollins de la Universidad de Emory, advirtió que se encuestó a una cantidad limitada de personas VIH positivas.

Pero "lo que está claro es que la cantidad de personas que no reciben una terapia efectiva es alta, y a niveles que no debemos tolerar como una sociedad a la que el estado médico de la gente le importa", enfatizó.

Volver arriba