skip navigation

Skip Nav

Noticias

La terapia contra el VIH podría también reducir el riesgo de hepatitis B, señala un estudio

Fecha: 13 octubre 2015
Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina (NLM)
URL: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_155140.html

Pero los investigadores añaden que es esencial ampliar la vacunación

La terapia efectiva contra el VIH no solo detiene al virus que provoca el SIDA, sino que también podría reducir el riesgo de infección con hepatitis B, según un estudio reciente.

"Para nosotros, esto significa que la terapia efectiva contra el VIH parece restaurar un deterioro de la respuesta inmunitaria que protege a una persona que tiene VIH de adquirir una infección con hepatitis B", apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de Johns Hopkins la autora principal del estudio, la Dra. Chloe Thio, profesora de medicina de la Facultad de Medicina de la universidad.

En el estudio, que aparece en la edición de octubre de la revista Annals of Internal Medicine, participaron 2,400 hombres homosexuales y bisexuales inscritos en el Estudio multicéntrico de cohorte del SIDA. Los investigadores hallaron que los hombres tratados exitosamente con terapia contra el VIH mostraban el mismo riesgo de infección con hepatitis B que los hombres que no tenían VIH. La hepatitis B es un virus que puede dañar al hígado.

El estudio mostró que los hombres VIH positivos que recibían terapia para el VIH que no tenían virus detectable en la sangre eran un 80 por ciento menos propensos a infectarse de hepatitis B en un transcurso de 9.5 años, en comparación con los hombres con VIH que no recibían terapia para el VIH o que tenían niveles detectables del virus en la sangre.

Los investigadores dijeron que sus hallazgos también confirman una idea establecida hace tiempo: la vacuna contra el virus de la hepatitis B protege a las personas independientemente de su estatus de VIH.

La autora líder del estudio, la Dra. Oluwaseun Falade-Nwulia, profesora asistente de medicina de la Hopkins, dijo que "hallamos una reducción del 70 por ciento en las nuevas infecciones [con hepatitis B] en los hombres que reportaron haber recibido al menos una dosis de la vacuna [contra la hepatitis B]".

Pero "las tasas de vacunación, incluso en los individuos de alto riesgo, como los hombres que tienen sexo con otros hombres, siguen siendo bajas, y debemos hacer un mejor trabajo al exhortar a la vacunación", comentó en el comunicado de prensa.

Los adultos que se vacunan contra la hepatitis B deben recibir tres dosis en un plazo de seis meses, recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En 1984, cuando comenzó el estudio, el 41 por ciento de los hombres con VIH se habían vacunado contra la hepatitis B, en comparación con el 28 por ciento de los hombres sin VIH, dijeron los investigadores.

En 2013, la proporción de hombres que habían recibido más de una dosis de la vacuna contra la hepatitis B había aumentado a un 67 por ciento entre los hombres con VIH, frente al 58 por ciento de los hombres que no tenían el virus.

A pesar de los efectos protectores de la terapia contra el VIH, se necesita una mejor prevención de la hepatitis B entre los hombres homosexuales y bisexuales para controlar la epidemia del virus en esa población, advirtieron los autores del estudio.

En Estados Unidos, los hombres homosexuales y bisexuales conforman aproximadamente entre un 15 y un 25 por ciento de las nuevas infecciones de hepatitis B, apuntaron los investigadores.

Los usuarios de drogas que comparten agujas también están en riesgo de la enfermedad hepática, según los CDC.

Volver arriba