skip to content

Efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH

  • Índice  Índice

Contenido relacionado

¿Necesita ayuda?

  • Llame 1-800-448-0440
  • (1 p.m. a 4 p.m. hora estándar del Este de los EE.UU.)
  • Envíenos un correo electrónico

La infección por el VIH y la osteoporosis

Última revisión: 27 octubre, 2017

Puntos importantes

  • La osteoporosis es una enfermedad que debilita los huesos y causa fracturas con facilidad. Aumenta el riesgo de fracturas de la cadera, la columna vertebral y la muñeca.
  • El riesgo de osteoporosis aumenta con la edad. Cualquier persona puede tener osteoporosis, pero es más común en las mujeres de edad avanzada.
  • Los factores que pueden agravar el riesgo de osteoporosis en las personas con el VIH incluyen la infección propiamente dicha y algunos medicamentos empleados para tratarla. Además, los medicamentos contra el VIH están ayudando a las personas a vivir más, y la edad avanzada agrava el riesgo de osteoporosis.
  • Otros factores de riesgo de osteoporosis incluyen una alimentación deficiente, la falta de actividad física y el hábito de fumar. Estos factores de riesgo se pueden controlar con cambios del estilo de vida. Por ejemplo, con el consumo de una alimentación saludable que tenga productos ricos en calcio y vitamina D, y con ejercicios con carga de peso para fortalecer los huesos y ayudar a desacelerar la pérdida de densidad ósea.

¿Qué es la osteoporosis?

El cuerpo humano está formado por más de 200 huesos, desde el cráneo hasta los huesos de los dedos de los pies. Dependemos de los huesos para sostenernos, ayudarnos a mover y proteger nuestros órganos internos, como el corazón, el hígado y el cerebro. La osteoporosis es una enfermedad que debilita los huesos y causa fracturas con facilidad. Aumenta el riesgo de fracturas de la cadera, la columna vertebral y la muñeca.

El riesgo de osteoporosis aumenta con la edad. Cualquier persona puede tener osteoporosis, pero es más común en las mujeres de edad avanzada.

¿Las personas con el VIH están expuestas al riesgo de osteoporosis?

Sí. Los expertos no están seguros por qué, pero las personas con el VIH pierden densidad ósea más rápido que las que no tienen esta enfermedad. Los factores que aumentan la pérdida de densidad ósea de las personas con el VIH incluyen:

  • La infección por el VIH propiamente dicha.
  • Algunos medicamentos contra el VIH.
  • El tratamiento prolongado con otros medicamentos (por ejemplo, esteroides y antiácidos).
  • La edad avanzada. Los medicamentos contra el VIH están ayudando a las personas seropositivas (que tienen el virus) a tener una vida más larga, y la edad avanzada agrava el riesgo de osteoporosis.

Mantenerse sano con el VIH significa tomar medidas para prevenir la osteoporosis.

¿Cuáles son otros factores de riesgo de osteoporosis?

Hay muchos factores de riesgo de osteoporosis. Algunos de ellos, como la infección por el VIH, no pueden cambiarse. Otros, como una alimentación deficiente o la falta de ejercicio, pueden controlarse con cambios en el estilo de vida.

Los factores de riesgo de osteoporosis que no pueden cambiarse incluyen:

  • La edad: El riesgo de osteoporosis aumenta a medida que las personas envejecen y los huesos se desgastan y debilitan.
  • El sexo: En comparación con los hombres, las mujeres tienen huesos más pequeños y, después de la menopausia, pierden densidad ósea más rápido que los hombres.
  • La raza/el origen étnico: El riesgo de osteoporosis es mayor para las mujeres de raza blanca y de origen asiático. Sin embargo, aunque las mujeres afroestadounidenses y las mujeres latinas/hispanas suelen tener una mayor densidad ósea que las mujeres blancas, están expuestas al riesgo de osteoporosis. Los factores que aumentan el riesgo de osteoporosis de ese grupo de mujeres son una alimentación con poco contenido de calcio, la intolerancia a la lactosa (el principal azúcar de la leche) y ciertas enfermedades que son más comunes entre las afroamericanas (como el lupus). 
  • Los antecedentes familiares: La osteoporosis suele ser hereditaria.

Los siguientes factores de riesgo de osteoporosis se pueden controlar con cambios del estilo de vida:

  • Una alimentación deficiente: Una alimentación con bajo contenido de calcio y vitamina D aumenta el riesgo de osteoporosis.
  • La falta de actividad física: Los huesos se fortalecen con el ejercicio, de manera que la falta de actividad física aumenta el riesgo de osteoporosis.
  • El hábito de fumar: Este hábito es perjudicial para los huesos.
  • Consumo de alcohol: El exceso de alcohol puede causar pérdida ósea o fracturas.

¿Cómo se manifiesta la osteoporosis?

Para mantener los huesos sanos, nuestro cuerpo reemplaza constantemente el tejido óseo antiguo con tejido nuevo. Hasta alrededor de los 30 años de edad, el tejido óseo se reemplaza con más rapidez de lo que se pierde. Después de los 30 años de edad, ocurre lo contrario; se pierde más de lo que se reemplaza. 

La osteoporosis se manifiesta cuando la pérdida de densidad ósea es tanta que los huesos se fracturan con facilidad. Es incurable. Sin embargo, una vez que se manifiesta, hay medicamentos que ayudan a desacelerar la pérdida de densidad ósea o a aumentar la formación de hueso.

¿Cuáles son los síntomas de osteoporosis?

La osteoporosis suele llamarse una enfermedad silenciosa porque la pérdida de densidad ósea ocurre sin síntomas. La primera señal de osteoporosis suele ser una fractura.

La prueba de densidad mineral ósea es útil para medir la fuerza de los huesos y diagnosticar osteoporosis. La prueba es rápida, no causa daño ni dolor y no requiere ninguna preparación. El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda que todas las mujeres mayores de 65 años se hagan una prueba para determinar si tienen osteoporosis. Las mujeres menores de 65 años de edad y con un riesgo mayor de fracturas deben también hacerse una prueba de densidad mineral ósea. En la actualidad, el gobierno de los Estados Unidos no ofrece recomendaciones para los exámenes rutinarios de detección de la osteoporosis para las personas con el VIH; sin embargo, estas personas podrían desear consultar sobre la densidad mineral ósea con sus proveedores de atención médica.

¿Qué medidas se toman para prevenir la osteoporosis?

La prevención de la osteoporosis significa que es necesario hacer cambios del estilo de vida para reducir el riesgo de la enfermedad.

  • Consumir una alimentación saludable, rica en calcio y vitamina D. Los alimentos ricos en calcio incluyen productos lácteos con poco contenido de grasa, como la leche, el yogur y el queso. Entre otros alimentos ricos en calcio están las hortalizas de hoja verde oscura (como las hojas de berza, la col china, la espinaca y la col rizada), el brócoli, las sardinas, el tofu y las almendras. La leche se enriquece con vitamina D. Ciertos tipos de pescado y de hongos también son ricos en vitamina D. Si es necesario, los proveedores de atención de salud pueden ofrecer orientación sobre el consumo de suplementos de calcio y vitamina D.
  • Mantenerse activo. Los ejercicios con carga de peso, como caminar, trotar y bailar, pueden fortalecer los huesos y desacelerar la pérdida de densidad ósea.
  • No fumar.
  • Reducir el consumo de bebidas alcohólicas. Tomar en exceso puede causar pérdida ósea e incrementar el riesgo de fracturas debido ya sea a la pérdida ósea o a una caída. Si consume bebidas alcohólicas, hágalo con moderación — no más de una bebida por día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres. Una bebida es una botella de cerveza, una copa de vino o un trago de licor.
  • Evitar las caídas. Una forma de evitar las caídas en la casa consiste en mantener las habitaciones bien iluminadas y ordenadas.

¿Cómo puedo obtener más información sobre la osteoporosis?

La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

¿Necesita ayuda?

  • Llame al 1-800-448-0440
  • (1 p.m. a 4 p.m. hora estándar del Este de los EE.UU.)
  • Envíenos un correo electrónico