skip to content

Efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH

  • Índice  Índice

¿Necesita ayuda?

  • Llame 1-800-448-0440
  • (1 p.m. a 4 p.m. hora estándar del Este de los EE.UU.)
  • Envíenos un correo electrónico

Medicamentos contra el VIH y sus efectos secundarios

Última revisión: 31 enero, 2017

Puntos importantes

  • Los medicamentos contra el VIH ayudan a las personas seropositivas (que tienen el virus) a vivir una vida más larga y sana. A veces también pueden causar efectos secundarios que, en su mayoría, son manejables, aunque algunos pueden ser muy graves.
  • Diferentes medicamentos contra el VIH pueden causar efectos secundarios distintos. Además, las personas que toman un mismo medicamento de ese grupo pueden tener efectos secundarios muy distintos.
  • Muchos de los medicamentos nuevos para el VIH tienen menos efectos secundarios que los previos. A medida que siguen mejorando las opciones de tratamiento contra el VIH, las personas tienen menos probabilidad de experimentar los efectos secundarios de sus medicamentos contra el VIH. Sus proveedores de atención médica trabajarán con usted para determinar los mejores medicamentos a incluir en su régimen contra este virus.
  • Si toma medicamentos contra el VIH, infórmele a su proveedor de atención de salud sobre cualquier efecto secundario que tenga. Algunos efectos secundarios, por ejemplo, el dolor de cabeza o el mareo ocasional, tal vez no sean graves. Otros, como la inflamación de la garganta y la lengua y las lesiones del hígado son potencialmente mortales. Sin embargo, NO reduzca, omita ni suspenda sus medicamentos contra el VIH a menos que se lo indique su proveedor de atención de salud.
  • Infórmele a su proveedor de atención de salud si tiene algún efecto secundario que le moleste o que no desaparece. Él/ella puede recomendar cambiar los medicamentos contra el VIH. Por fortuna, hay muchos de esos productos que se pueden incluir en un régimen de tratamiento. La selección de medicamentos contra el VIH para reemplazar los que causan efectos secundarios dependerá de las necesidades particulares de cada persona.

¿Pueden los medicamentos contra el VIH causar efectos secundarios?

Los medicamentos contra el VIH ayudan a las personas seropositivas a vivir una vida más larga y sana. A veces también pueden causar efectos secundarios que, en su mayoría, son manejables, aunque algunos pueden ser muy graves. Si toma medicamentos contra el VIH, infórmele a su proveedor de atención de salud sobre cualquier efecto secundario que tenga.

Diferentes medicamentos contra el VIH pueden causar efectos secundarios distintos. Además, las personas que toman un mismo medicamento de ese grupo pueden tener efectos secundarios muy distintos.

Muchos de los medicamentos nuevos para el VIH tienen menos efectos secundarios que los previos. A medida que siguen mejorando las opciones de tratamientos contra el VIH, las personas tienen menos probabilidad de experimentar los efectos secundarios de este tipo de medicamentos. Su proveedor de atención de salud trabajará con usted para determinar los mejores medicamentos a incluir en su régimen contra el VIH.

Algunos efectos secundarios, por ejemplo, el dolor de cabeza o el mareo ocasional, tal vez no sean graves. Otros, como la inflamación de la garganta y de la lengua y las lesiones del hígado son potencialmente mortales.

Los efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH pueden durar solo unos días o semanas o continuar por mucho tiempo. Algunos tal vez no aparezcan sino hasta que hayan pasado muchos meses o aun años de haber comenzado a tomar esos medicamentos.

¿Cuáles son los efectos secundarios comunes de los medicamentos contra el VIH a corto plazo?

Al tomar un medicamento contra el VIH por primera vez, tal vez podría experimentar efectos secundarios que le durarán un par de semanas. Estos efectos pueden incluir:

  • Cansancio
  • Náuseas (malestar estomacal)
  • Vómito
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Dolor muscular
  • Mareo ocasional
  • Insomnio

A veces, los efectos secundarios que tal vez no parezcan ser graves, como fiebre, erupción cutánea, náuseas o fatiga, pueden ser señal de un trastorno potencialmente mortal. Cualquier inflamación de la cara, los ojos, los labios, la garganta o la lengua se considera un efecto secundario potencialmente mortal que exige atención médica inmediata. Sin embargo, a veces estos efectos secundarios podrían no estar del todo relacionados con sus medicamentos contra el VIH. Los efectos secundarios pueden ser causados por una afección médica diferente al VIH, como una infección que puede ser tratable. Su proveedor de atención de salud puede determinar si el efecto secundario lo causa el medicamento antirretroviral o una afección diferente.

Si toma medicamentos contra el VIH, infórmele a su proveedor de atención de salud sobre cualquier efecto secundario que tenga. NO reduzca, omita ni suspenda sus medicamentos contra el VIH a menos que se lo indique su proveedor de atención de salud. La suspensión de los medicamentos contra el VIH permite que el virus se reproduzca y cause daño al sistema inmunitario. Esto aumenta el riesgo de infecciones y de cáncer. La suspensión también acarrea un mayor riesgo de farmacorresistencia

¿Cuáles son algunos de los efectos de los medicamentos contra el VIH a largo plazo?

Algunos efectos de los medicamentos contra el VIH aparecen meses o aun años después de haber comenzado a tomarlos y continúan por largo tiempo. Entre los ejemplos de los efectos secundarios a largo plazo están:

  • Problemas del riñón, incluyendo insuficiencia renal.
  • Lesión en el hígado (hepatotoxicidad).
  • Enfermedad cardíaca.
  • Diabetes o resistencia a la insulina.
  • Aumento de las concentraciones de grasa en la sangre (hiperlipidemia).
  • Cambios de la forma en que el cuerpo utiliza y acumula grasa (lipodistrofia).
  • Debilitación de los huesos (osteoporosis).
  • Efectos del sistema nervioso/psiquiátrico, incluyendo insomnio, mareos, depresión y pensamientos suicidas.

¿Cuáles son las formas de manejar los efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH?

Al tomar medicamentos contra el VIH, conviene planear con anticipación. Si usted comienza a tomarlos, hable con su proveedor de atención de salud sobre los posibles efectos secundarios. Infórmele sobre su estilo de vida y señale cualquier efecto secundario que sería particularmente difícil de manejar para usted. La información le ayudará a su proveedor de atención de salud a recomendarle los medicamentos que mejor se adapten a sus necesidades. 

Según los medicamentos contra el VIH que tome, su proveedor de atención de salud: 

  • Le dirá qué efectos secundarios particulares debe observar.
  • Le dará sugerencias para contrarrestar esos efectos secundarios. Por ejemplo, para controlar las náuseas y el vómito, deberá consumir comidas más pequeñas con más frecuencia y evitar los alimentos condimentados.
  • Le dirá cuáles son las señales de efectos potencialmente mortales (por ejemplo, inflamación de la boca y de la lengua) que exigen atención médica inmediata.

Infórmele a su proveedor de atención de salud si tiene algún efecto secundario que le moleste o que no desaparece. El proveedor de atención de salud puede recomendarle que cambie los medicamentos contra el VIH. Por fortuna, hay muchos de esos productos que se pueden incluir en un régimen de tratamiento. La selección de medicamentos contra el VIH para reemplazar los que causan efectos secundarios dependerá de las necesidades particulares de cada persona.

¿Cómo puedo obtener más información sobre los medicamentos contra el VIH y sus efectos secundarios?

  • Lea las hojas informativas de infoSIDA sobre los efectos secundarios específicos de los medicamentos contra el VIH. 
  • Use la base de datos de medicamentos de infoSIDA donde encontrará información fácil de entender sobre los medicamentos relacionados con el VIH. Si necesita ayuda para usar esa base de datos, llame a un especialista en información de salud de infoSIDA al 1-800-448-0440.

¿Necesita ayuda?

  • Llame al 1-800-448-0440
  • (1 p.m. a 4 p.m. hora estándar del Este de los EE.UU.)
  • Envíenos un correo electrónico