skip to content

El VIH y las poblaciones específicas

  • Índice  Índice

¿Necesita ayuda?

  • Llame 1-800-448-0440
  • (1 p.m. a 4 p.m. hora estándar del Este de los EE.UU.)
  • Envíenos un correo electrónico

El VIH y las mujeres

Última revisión: 13 noviembre, 2018

Puntos importantes

  • Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), alrededor de 23% de los estadounidenses con el VIH a fines del 2014 eran mujeres.
  • La forma más común en que las mujeres contraen la infección por el VIH es por medio de relaciones sexuales con hombres seropositivos.
  • Varios factores incrementan el riesgo de infección por el VIH en las mujeres. Por ejemplo, durante las relaciones sexuales por vía vaginal sin condón, el VIH se transmite más fácilmente del hombre a la mujer que de la mujer al hombre. El riesgo que tiene una mujer de contraer la infección por el VIH también puede aumentar debido a los patrones de comportamiento de alto riesgo de su pareja, como el uso de drogas inyectables o las relaciones sexuales con otras parejas sin usar condón.
  • Se recomienda el tratamiento con medicamentos contra el VIH (llamado tratamiento antirretroviral o TAR) para todas las personas seropositivas. En general, las recomendaciones para el uso de medicamentos contra el VIH son las mismas para los hombres que para las mujeres.
  • Las mujeres seropositivas toman medicamentos contra el VIH durante el embarazo y el parto para prevenir la transmisión maternoinfantil del virus y proteger su propia salud.

¿Afecta el VIH a las mujeres?

Sí. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), alrededor de 23% de los estadounidenses con el VIH a fines del 2014 eran mujeres.

He aquí más datos de los CDC acerca del VIH entre las mujeres:

  • Del total de mujeres que recibieron diagnóstico de infección por el VIH en el 2016, 61% eran afroestadounidenses, 19%, blancas, 16%, latinas/hispanoamericanas y 5% de otra raza u otro origen étnico.
  • La forma más común en que las mujeres contraen la infección por el VIH es por medio de relaciones sexuales con hombres seropositivos.
  • La mayoría de las mujeres que tienen la infección por el VIH saben que son seropositivas, pero muchas no reciben la atención médica continua que necesitan.

El tratamiento con medicamentos contra el VIH (llamado tratamiento antirretroviral o TAR) ayuda a las personas seropositivas a tener una vida más larga y sana. También reduce el riesgo de transmisión del virus.

Se recomienda el TAR para todas las personas seropositivas. Por lo general, las recomendaciones sobre el uso de los medicamentos contra el VIH son iguales para los hombres y las mujeres.

¿Qué factores exponen a la mujer al riesgo del VIH?

El VIH se propaga a través de la sangre, el semen, las secreciones preseminales, vaginales y rectales o la leche materna de una persona seropositiva. La propagación del VIH de una persona a otra se conoce como transmisión del VIH.

En los Estados Unidos, los principales factores de riesgo para la transmisión del VIH son los mismos para los hombres que para las mujeres:

  • Tener relaciones sexuales por vía anal o vaginal con una persona seropositiva sin usar condón o sin tomar medicamentos para prevenir o tratar la infección por el VIH.
  • Compartir el equipo para inyección de drogas (“medios”), como agujas, con una persona que tiene el VIH.

Varios factores incrementan el riesgo de la infección por el VIH en las mujeres. Por ejemplo, durante el sexo vaginal sin usar condón, el VIH se transmite más fácilmente del hombre a la mujer que de la mujer al hombre. El riesgo que tiene una mujer de contraer el VIH puede también aumentar debido a los patrones de comportamiento de alto riesgo de su pareja, como el uso de drogas inyectables o las relaciones sexuales con otras parejas sin usar condón.

¿El tratamiento de la infección por el VIH es igual para los hombres y las mujeres?

En general, las recomendaciones para el uso de medicamentos contra el VIH son las mismas para los hombres que para las mujeres. Sin embargo, el control de la natalidad y el embarazo son dos aspectos que pueden afectar el tratamiento de la infección por el VIH en las mujeres.

Control de la natalidad
Algunos medicamentos contra el VIH pueden reducir la eficacia de los anticonceptivos hormonales, por ejemplo, las píldoras, los parches, los anillos o los implantes para el control de la natalidad. Es posible que las mujeres tratadas con ciertos medicamentos contra el VIH tengan que usar una forma adicional o diferente de control de la natalidad. Para mayor información, vea la infográfica de infoSIDA titulada El VIH y el control de la natalidad.

Embarazo
Las mujeres seropositivas toman medicamentos contra el VIH durante el embarazo y el parto para prevenir la transmisión maternoinfantil del VIH y proteger su salud.

Los siguientes factores afectan el uso de los medicamentos contra el VIH durante el embarazo:

  • Cambios durante el embarazo que pueden afectar la forma en que el cuerpo asimila los medicamentos contra el VIH. Debido a estos cambios, la dosis de los medicamentos podría cambiar durante el embarazo.
  • Posibles efectos secundarios de dichos medicamentos que hacen más difícil seguir el régimen de tratamiento contra el VIH durante el embarazo.
  • El riesgo potencial de defectos congénitos con el uso de algunos medicamentos contra el VIH. Las mujeres embarazadas y sus proveedores de atención de salud examinan cuidadosamente los riesgos y beneficios de determinados medicamentos al escoger el régimen de tratamiento contra el VIH que se debe usar durante el embarazo.

La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

¿Necesita ayuda?

  • Llame al 1-800-448-0440
  • (1 p.m. a 4 p.m. hora estándar del Este de los EE.UU.)
  • Envíenos un correo electrónico