skip to content

El VIH y las poblaciones específicas

  • Índice  Índice

¿Necesita ayuda?

  • Llame 1-800-448-0440
  • (1 p.m. a 4 p.m. hora estándar del Este de los EE.UU.)
  • Envíenos un correo electrónico

El VIH y los niños y adolescentes

Última revisión: 8 mayo, 2018

Puntos importantes

  • El VIH puede transmitirse de una madre seropositiva a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia maternal (esto se llama transmisión maternoinfantil de la infección por el VIH). En los Estados Unidos, la mayoría de los casos de esa infección diagnosticados en niños menores de 13 años de edad se deben a transmisión maternoinfantil.
  • Casi todos los jóvenes que presentan infección por el VIH durante la adolescencia la contraen por medio de las relaciones sexuales.
  • Puesto que los niños y adolescentes con el VIH todavía están en etapa de crecimiento, la dosis de los medicamentos para combatir la infección se basa a menudo en el peso o en la etapa de desarrollo en vez de la edad.
  • Para los niños y adolescentes puede ser particularmente difícil cumplir con el tratamiento. Por ejemplo, es posible que los adolescentes dejen de tomar algunas dosis de los medicamentos contra el VIH para ocultar su estado de seropositividad cuando están con otras personas.

¿Afecta el VIH a los niños y adolescentes?

Sí, los niños y adolescentes están incluidos entre las personas con el VIH en los Estados Unidos.

  • Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), en el año 2016 se diagnosticaron 122 casos de infección por el VIH en menores de 13 años de edad en los Estados Unidos y seis territorios dependientes.
  • Los CDC informan que las personas de 13 a 24 años de edad representaron más de 1 de cada 5 nuevos diagnósticos de la infección por el VIH en los Estados Unidos en el 2015. En su mayoría, las nuevas infecciones por ese virus en los jóvenes ocurren en hombres homosexuales y bisexuales, grupo del cual se ven particularmente afectados los jóvenes negros/afroestadounidenses y los latinoamericanos.

¿Cómo contrae la infección por el VIH la mayoría de los niños?

El VIH se puede transmitir de una madre seropositiva a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia maternal (esto se llama transmisión maternoinfantil del VIH). En los Estados Unidos, casi todos los casos de infección por el VIH diagnosticados en niños menores de 13 años de edad se deben a transmisión maternoinfantil.

Por fortuna, las mujeres seropositivas pueden tomar medicamentos contra el VIH durante el embarazo y el parto para prevenir la transmisión maternoinfantil del virus. Además, los bebés de madres seropositivas reciben esos medicamentos por 4 a 6 semanas después de nacer. Esos medicamentos protegen a los bebés contra el virus que puede habérseles transmitido de la madre durante el parto. Una madre también puede evitar la transmisión del VIH al bebé si no lo amamanta ni le da comida previamente masticada.

Para aprender más, lea la hoja informativa de infoSIDA titulada Prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH.

¿Cómo contrae la infección por el VIH la mayoría de los niños?

La mayoría de las personas que contrajeron la infección por el VIH por medio de transmisión maternoinfantil en los Estados Unidos ahora son adolescentes o adultos jóvenes. Sin embargo, casi todos los jóvenes que presentan esa infección durante la adolescencia la han contraído por medio de relaciones sexuales. Muchos adolescentes con el VIH han contraído la infección en época reciente y ni siquiera saben que son seropositivos.

¿Qué factores aumentan el riesgo de infección por el VIH en los adolescentes?

Por causa de varios factores es difícil prevenir la infección por el VIH en adolescentes. Muchos de ellos carecen de información básica sobre el virus y la forma de prevenir esa infección.

Los siguientes son algunos factores que exponen a los adolescentes al riesgo de infección por el VIH:

  • Bajas tasas de uso de condones. El uso correcto de los condones siempre que se tienen relaciones sexuales por vía vaginal, anal u oral reduce el riesgo de infección por el VIH.
  • Altas tasas de enfermedades de transmisión sexual (ETS) entre los jóvenes. Una ETS aumenta el riesgo de contraer o propagar la infección por el VIH.
  • Consumo de bebidas alcohólicas o uso de drogas. Es más probable que los adolescentes que estén bajo los efectos del alcohol o de las drogas participen en comportamientos arriesgados, como relaciones sexuales sin condón.

¿Los niños y adolescentes seropositivos reciben el mismo tratamiento para la infección por el VIH que los adultos?

El uso de medicamentos contra el VIH para tratar la infección por ese virus se llama tratamiento antirretroviral (TAR). Se recomienda para todas las personas seropositivas, incluso para los niños y adolescentes. Los niños y adolescentes con el VIH tienen una vida más larga y sana debido a los medicamentos empleados para combatir ese virus.

El momento oportuno para comenzar el TAR y determinar qué medicamentos contra el VIH se deben tomar depende de muchos factores. El crecimiento, el desarrollo y el cumplimiento terapéutico son asuntos que afectan el tratamiento de la infección por el VIH en los niños y adolescentes.

¿Cómo afectan el crecimiento y el desarrollo el uso del TAR?

Puesto que los niños y adolescentes con el VIH todavía están en etapa de crecimiento, la dosis de los medicamentos para combatirlo no siempre se basa en la edad. Más bien, usualmente se usan el peso o la etapa de desarrollo para determinar la dosis correcta de un medicamento contra ese virus.

La forma de medicamento que debe emplearse puede depender de la edad del niño. Por ejemplo, algunos medicamentos contra el VIH pueden venir en forma líquida, lo cual hace que los bebés y los niños pequeños los tomen con más facilidad.

¿Por qué puede ser difícil para los niños y adolescentes cumplir con el tratamiento?

Cumplir con el tratamiento significa tomar los medicamentos contra el VIH todos los días y exactamente como se recetaron. La eficacia del TAR depende del buen cumplimiento.

Varios factores pueden dificultar el cumplimiento de los niños y adolescentes seropositivos con el tratamiento. Por ejemplo, es posible que un niño se niegue a tomar el medicamento contra el VIH porque tiene un sabor desagradable.

Las creencias y actitudes negativas (el estigma) con respecto a la infección por el VIH pueden hacer que el cumplimiento terapéutico sea particularmente difícil para los adolescentes seropositivos.  Es posible que ellos dejen de tomar algunas dosis de los medicamentos contra el VIH para ocultar  su estado de seropositividad cuando están con otras personas.

Los siguientes factores también pueden afectar el cumplimiento de los niños y adolescentes con el tratamiento:   

  • Un horario ocupado que dificulte tomar los medicamentos contra el VIH a tiempo todos los días.
  • Los efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH.
  • Algunas situaciones dentro de la familia, como una enfermedad física o mental, una situación inestable relacionada con la vivienda o el abuso de bebidas alcohólicas o de drogas.
  • La falta de seguro médico para cubrir el costo de los medicamentos contra la infección por el VIH.

La hoja informativa de infoSIDA titulada Seguimiento de un régimen de tratamiento del VIH: Pasos a seguir antes y después de empezar a tomar los medicamentos contra el VIH contiene recomendaciones prácticas sobre el cumplimiento. Algunas pueden ser de utilidad para los niños y adolescentes seropositivos y para sus padres o proveedores de cuidado.

La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

¿Necesita ayuda?

  • Llame al 1-800-448-0440
  • (1 p.m. a 4 p.m. hora estándar del Este de los EE.UU.)
  • Envíenos un correo electrónico